La historia Grace, el primer transformista de Fausto Discotheque

0
GRACE

Se aproxima una nueva edición de los Premios Francis Françoise, evento organizado por Fausto Discotheque y reconocimiento máximo al arte de transformismo en Chile. Sin duda alguna el mayor show de este tipo en el país. Este año se realizará el 4 de septiembre en el Teatro Novedades.

Pero los Premios Francis Françoise se llaman así solo desde el año 2015, antes de esta fecha eran conocidos como Premios Grace y aún ha costado bastante que la gente se acostumbre a esta nueva denominación. La comunidad gay sabe quien fue Francis Françoise y su nombre ha trascendido más allá del colectivo LGBT. Pero ¿quién fue Grace? por qué unos premios tan importantes llevaron por 20 años el nombre de un, prácticamente, desconocido?

Hoy Grace es un personaje casi olvidado, una leyenda para algunos. Muchos de sus colegas han fallecido y para aumentar el misterio, casi no existen registros públicos de su persona. Revista Clóset encontró a colegas, amigos y admiradores de Grace en su época de apogeo, que nos ayudaron a revelar el mito. Estos son sus testimonios.

Grace, la primera anfitriona de Fausto

Marco Antonio Inzunza, administrador de Fausto Discotheque, cuenta que la primera vez que pisó Fausto, Grace ya estaba en la disco, recuerda que ella hacia una actividad llamada Los Telegramas, una especie de cafe concert de esa época. “Grace, era una persona muy divertida, supongo que sin vicios, muy agradable y no era para nada una diva”, cuenta. “Grace era profesor de historia. Yo la conocí cuando ya trabajaba acá. Era, no sé si la anfitriona, en esa época no se usaba ese término, tampoco había show estelar, pero si se hacían intervenciones, por llamarlo de una forma más moderna. Se hacía show los días miércoles y jueves, un día era Grace la anfitriona y el otro día lo era Alexandra Jean Marie. Después, se fue Alexandra Jean Marie y llegó Janin Day, cada una tenía sus días. Juntas hacían Los Telegramas los días martes”.

GRACE HUASITA

Hoy se le conoce solo como Grace, a secas, pero Marco Antonio Inzunza también confidencia que Grace usaba un nombre mucho más extenso, se hacía llamar Grace Kelly Grimaldi viuda de Hudson y todos estos “en esa época era muy divertido, era una época más nice, con un humor más ingenuo, no sé si eso hoy causaría risas”, sentencia Inzunza.

Su nombre real era Ángel y vivía con una prima, quien era su familia más cercana. Grace siempre se caracterizaba por sus pestañas de cartulina y hacía distintos personajes, de soldado, de monja o de Caperucita Roja, pero siempre con sus pestañas, que era su sello. “Era una persona bastante culta, todos sus comentarios eran con mucho contenido. Era una persona muy divertida, no era una diosa, no era bonita, su faceta era el humor”, la describe Marco Antonio.

“Grace era una loca chistosa, como no era muy agraciado era el amigo simpático y todo circulaba en torno a él, era el juglar del lugar, con una personalidad muy simpática y alegre, lo que no tenía de guapo, lo tenía de simpático”, recuerda Alejandro Ulloa, asiduo a Fausto y amigo de Grace.

Maureen Junott llegó en el año 1989 a Fausto, pero ya conocía de antes a Grace. Se considera amiga de Grace y recuerda sus largas caminatas juntos después de las fiestas desde el Club Hípico hasta la Alameda. Junott recuerda que era una excelente persona y muy tímido en su vida personal. “Yo conocí a Grace en unas fiestas que se hacían en la Calle San Alfonso, eran fiestas de casa, ahí ella, el dueño de casa y yo hacíamos show de transformismo. También trabajé con Grace en Fausto, ella era la animadora y traía las invitadas”.

MAUREEN Y MARCO

Maureen Junott y Marco Antonio Inzunza, ambos conocieron y trabajaron con Grace en Fausto.

En aquellos años existían dos discos de moda, Fausto y Quasar. Los amigos del joven estudiante Alejandro Ulloa un día lo invitaron a Fausto, cuando la entraba costaba $500 de la época. “Mi primera experiencia fue conocer Fausto, era un cuarto de los que es ahora, la misma casa, la escalera más reducida, la pista era prácticamente donde está el sector del bar y también estaba el dj. La gente era la misma de siempre, ahí conocí a Grace, que era un señor bajito, morenito, ninguna gracia, un señor común y corriente, pero él era quien animaba la fiesta, sin hacer un show porque no había escenario, pero él hacía un símil de show, se pegaba dos pestañas, se ponía unos tacos, una falda sobre los pantalones y ese era el show, ese era el transformista. ¿por qué? porque si llegaban los pacos, era más rápido sacarse las pestañas, te bajabas la falta y seguía la fiesta como si nada”, recuerda.

Era la década de los ochenta, una época de dictadura, donde los Carabineros ingresaban a las discotheques a fiscalizar y detener a los asistentes. “La gente dejaba de bailar, porque los pacos se metían a la pista, el dj apagaba la música y se producía un silencio absoluto y toda la gente se iba al costado sin decir nada y los pacos por ahí dando vueltas. Con el tiempo, algunos más osados nos quedábamos bailando en la pista, enfrentando la situación. Éramos chicos y no mediamos el riesgo de lo que podría pasar. En esas circunstancias yo conocí a la Grace”, recuerda Alejandro, que en esa época vivía con sus padres en la localidad de Puente Alto.

Alejandro Ulloa, tuvo una vínculo distinto con Grace, la recuerda desde la tribuna de público y después de amistad y más allá, por que Ulloa confiesa cierto romance fugaz con el transformista. “Como yo iba seguido nos empezamos a hacer amigos, él siempre estaba en la subida de la escalera, donde hay una barra, él siempre estaba ahí y saludaba ‘hola como están chiquillos, bienvenidos, hola, hola, hola…’ y siempre estaba con sus pestañas postizas, sin maquillaje. Empezamos a conversar y nos hicimos buenos amigos. Me invitó a su departamento, él vivía en las Torres de Tajamar, nos empezamos a hacer cercanos, pero él lo tomó por otro lado, yo me aproveché de la situación, con 17 o 18 años yo no tenía plata y él me dejaba entrar gratis a la disco. Él siempre me invitaba y por unos besos locos… yo dije ‘esta es la mía’”…

Con ustedes: Grace Kelly Grimaldi viuda de Hudson y todos estos

Otra incógnita para los amantes del transformismo es saber cómo era la performance de Grace. Ella fue adoptando un rol de anfitriona de la disco, en una época que Fausto era diferente, por ejemplo no tenía el escenario que hoy todos conocen. “Con el tiempo, cerca de 1992, había show los días viernes y era en la pista porque acá no había escenario, la parte del escenario no existía, los camarines eran los mismos baños, no había una infraestructura adecuada para los shows”, explica Marco Antonio.

GRACE GRUPO

La fotografía corresponde a un show para Fiestas Patrias, al centro se ubica Grace, arriba a la izquierda Kassandra Romanini y en la parte superior izquierda, Marco Antonio Inzunza.

Por su parte, Alejandro recuerda que en las extensas conversaciones con Grace, esta le habría confesado que su vida como artística comenzó unos años antes en un lugar llamado 222, en la calle Dardignac, donde Rosa Zalaberry tenía un boliche y era punto de encuentro de muchos gays y gente del Bim Bam Bum, quienes llegaban beber y estar más en confianza. “Cuando ponían la música no faltaba quien se ponía a bailar y hacer un show de transformista, pero un transformismo básico como el que se hace con los amigos y entre esas personas estaba la Grace, luego empezó, junto a un amigo, a hacerlo de forma más seria.

“Grace fue la primera en usar las pestañas de cartón muy grandes, era cómico, era una persona bajita y rellenita, le gustaba mucho usar minifaldas, bodies apretados y aros grandes. Era muy divertido, era como una mini Betty Boop”, recuerda Maureen Junott.

“La característica de Grace, era justamente un tipo de transformismos básico; una faldita, un pañuelo en la cabeza, unos tacos negros y unas pestañas gigantes, hacía mucho musical tropical, por ejemplo La Pollera Colorá. Estábamos en plena disco y se apagaban las luces y entraba la Grace haciendo su show entre el público, la gente se corría para los costados y él entraba haciendo estos musicales improvisados. Estuvo mucho tiempo haciendo esto, él era el único, por eso Fausto lo tomó como un ícono”, manifiesta Alejandro.

“A Grace le debemos las risas y momentos de alegría que nos brindó, ella tenía una forma muy avasalladora de ser, un humor sarcástico, la vi en vivo unas tres veces, recuerdo sus pestañas largas, no agredía a nadie con su humor, a pesar de ser muy intuitivo te palabreaba, pero no te sentías agredido, esa es una diferencia muy grande del humor al que yo me he visto enfrentado”, relata Paula Berry, que en 1993 ingresó a Fausto, cuando la salud de Grace decayó y pasó a ser compañera de Maureen Junott en Los Telegramas.

Muere Grace y nace un mito

Grace fallece en la década de los noventa. Marco Antonio Inzunza no recuerda con exactitud si fue en el año 1993 o 1994, pero lo que sí tiene muy claro es que el paso de Grace por el mundo del transformismo fue breve. “Como carrera artística yo creo que más bien fue corta, fue un buen personaje de la época y toda la gente de ese tiempo la reconocía y ubicaba, en esas años era mucho más potente Francis Françoise. Grace era un personaje paralelo”, señala.

Sin duda, Francis Françoise fue un personaje relevante en los años de Grace. Françoise llenaba locales, todo el mundo la quería ver. “Francis Françoise era así como La Botota hoy en día, era la transformista del momento” explica Marco Antonio. Lo mismo corrobora Alejandro Ulloa, quien señala que ya antes del boom de Quasar (y de Francis Françoise) Grace empezó a perder fuerzas. “La Grace no evolucionó como transformista, era una persona que se ponía un par de objetos y eso era todo. Después apareció un bello transformista que imitaba a Madonna (Anut Chagall) y ahí se apoyaron un poco, luego apareció otro transformista llamado Pamela Lanch y el grupo empezó a crecer, también se sumó Alexandra Jean Mari y la Grace empezó a perder protagonismo, se quedó en el pasado”.

REVISTA_CLOSET

Premios Francis Françoise año 2015, cuando todas las ganadoras del premio al Mejor Transformista del Año, se preparan para nominar a la ganadora de ese año, que fue Sabrina O’Donnell. 

Con los años Alejandro dejó de frecuentar Fausto y no volvió a ver a Grace; después de un tiempo se enteró de su fallecimiento. “Grace murió y se llevó a la tumba todas sus cosas, no quedó un registro audiovisual de lo que hacía”.

“Trabajamos juntas hasta que Grace falleció, cerca de 1994 o 1995, Grace se enfermó, pero no se había retirado, fue una muerte sorpresiva. Cuando ella fallece, me ofrecen quedarme en la animación. Yo la reemplacé”, cuenta Maureen Junott.

1995, nacen los Premios Grace

“Hay que remontarse a una época, porque si lo vemos ahora, Grace no era un personaje muy potente. Cuando falleció Grace quisimos recordarla haciendo este reconocimiento, partió una cosa muy chica, y después, al primer año ya se nos fue de las manos, no dimensionamos de la manera que esto iba a crecer. Eso fue en el año 1995”, recuerda hoy Marco Antonio, a días de los próximos premios que se realizarán en el Teatro Novedades, en el Barrio Yungay.

“Y así empezamos con el Premio Grace. Invitamos a todos los transformistas a la disco, hicimos un lanzamiento y la primera premiación fue en Le Trianon. Preparamos un musical con el tema Everlasting Love donde todas aparecen muy pendejas… Fue una ceremonia muy bonita, con mucho glamour”, recuerda Inzunza, 24 años después de ese día.

En un principio se pensó excluir a Francis Françoise de los premios, ella era el transformista del momento, era una celebridad, pero la organización finalmente decidió incluirla y se llevó, como era esperado, todos lo premios: premio a la trayectoria; premio al mejor transformista; y premio al transformista de humor, las mismas nominaciones que aún existen.

“Las cosa se fueron dando solas” indica Marco Antonio. “Siempre evaluamos después de hacer nuestros eventos. Se dijo que era bueno hacer los premios de manera bianual, porque el medio no se renovaba tan rápido. Después lo hicimos en 1997 y nos saltamos al año 2000, porque era una fecha simbólica, después en otra oportunidad se volvió a hacer cada tres años”, recuerda Marco Antonio.

PREMIOS 2017

Los últimos Premios Francis Françoise se realizaron el año 2017, ocasión en que se entregó el premio al Mejor Transformista del Año a Arantxa Millinsen.

Este año, los planes eran realizar los premios el año 2020, nuevamente rompiendo la tradición bianual, pero como 2019 es el año aniversario de Fausto, la empresa decidió que una buena manera de celebrar sería haciendo todos sus eventos en los 40 años de vida de la disco, estos son los Premios Francis Françoise, Miss Fausto y la fiesta aniversario.

En el año 2015 los Premios Grace cambian de nombre y son rebautizados como Premios Francis Françoise. “Fue una coincidencia, la gente tiene a los Premios Grace como un recuerdo ya adquirido, es raro, porque artísticamente tiene más peso Francis. Pero fue para continuar con el cambio, coincide con los 20 años del premio, fallece Francis Françoise y, además, ella fue la primera en recibirlo, y así lo hicimos. También para modernizarlos, mucha gente nos pregunta por qué le pusimos el nombre de Angie Grace”, explica Marco Antonio la decisión de cambiar el nombre a los máximos galardones del mundo del transformismo chileno.

Por su parte Alejandro Ulloa coincide con la decisión del cambio de nombre. “Me parece muy bien el cambio, todos se preguntaban quien era Grace. Muchos transformistas no saben quien fue Grace y deben haber muy pocos que están vivos y la conocen, hay muy poca gente que la ubica”.

Epílogo

“En la vida siempre estamos todos conectados de una forma u otra, todos somos parte de una red, y a veces las acciones o vivencias de personas que viven en otros lugares mueven hilos y afectan tu vida. Maureen, que era anfitriona en Paradise y donde hice mi primer show en 1992, se había quedado sola en Los Telegramas y me pregunta si quería hacer show con ella ya que su compañera se había enfermado… la compañera era Grace. En cierta forma por el destino o la casualidad, fue Grace que me dio ese puntapié para ingresar a Fausto y hacer mi carrera ahí”, recuerda Paula Berry, quien ya por esos años había forjado una amistad con Junott.

JUNOTT Y BERRY

Verano de 1995, Maureen Junott y Paula Berry en Tap Room, en uno de los primeros eventos en los que participaron juntas para lo que hoy actualmente es el Movilh.

“Creo que surgió un mito urbano de saber quien es o que hacía Grace, y creo que con el tiempo se dieron cuenta que Grace no tuvo tanto peso para las nuevas generaciones como lo tuvo Francis Françoise. Grace fue antes que Francis Françoise, pero fue perdiendo notoriedad”, explica Ulloa.

Todos coinciden que en los años de Grace, era Francis Françoise el transformista de moda y el único que sobresalió sobre los demás, quedando Grace como un personaje secundario en el ámbito gay de ese momento. “Y no es mirar en menos a Grace, ella era un entretenedor del rato”, explica Alejandro Ulloa, quien concluye que la importancia de Grace radica en que fue el primero en Fausto, ella fue un transformista precursor del show y se mantuvo ahí por algunos años, mientras la represión social fue disminuyendo”.

Agradecimientos:
Marco Antonio Inzunza, 
Alejandro Ulloa, Maureen Junott, Paula Berry y Luciana Brinott (Alma Viva Brujas).
Fotografías: Paula Berry, Marco Antonio Inzunza (imagen portada) y Archivo Revista Clóset.

Sobre el autor

Revista Clóset

Entrevistas, actualidad, cultura, farándula, tendencias. El objetivo de revista Clóset es generar opiniones y discusiones constructivas en torno a temas LGBTI.

Comentarios