Pablo Salvador: “La diversidad es fuente de riqueza, no un problema”

0
PABLO 01

Es un conocido personaje de la comunidad LGBT chilena, activista independiente y acaba de participar en el programa Bailando donde demostró sus dotes artísticas junto al transformista Sabrina O’Donnell. Se trata de Pablo Salvador, quien logró gran notoriedad pública por ganar el Mr. Gay International en el año 2011.

Hoy Salvador deja Chile y se traslada a España, tomando nuevos rumbos en la capital ibérica donde tiene planes de armar familia, trabajar y estudiar. Esta es la última entrevista de Pablo, horas antes de partir a Europa.

¿Por qué te vas?
Me voy por un proyecto familiar. Desde el primer momento en que le dije a mi madre que salía con un extranjero ella me dijo ‘el que emigra en algún momento quiere volver a su país’. Ese momento llegó y ha sido todo muy normal porque siempre tuve la certeza de que pasaría. Mi padre fue exiliado en Panamá por la dictadura de Pinochet y allá conoció a mi madre, se casaron y tuvieron dos hijos, yo soy el mayor. Cuando mi padre pudo volver a Chile nos vinimos y aquí seguimos con nuestra vida como familia.

¿Cuáles son tus planes en España?
Seguir haciendo familia con mi pareja, en algún momento fui súper planificado y muy contenido con todo. Hoy en día soy más libre, disfruto más las experiencias y prefiero sorprenderme con lo que la vida me pone en el camino. Me gustaría trabajar y estudiar allá.

Pablo Salvador hasta el momento es el Director Nacional de Mr. Gay Chile y Director de Mr. Gay World en Sudamérica y El Caribe y ha organizado el concurso en el país desde el año 2016, logrando llevar representante chilenos todos estos años a las distintas sedes donde se realiza el certamen. Las dudas caen si seguirá a la cabeza del concurso en Chile, ante lo cual Pablo Salvador indica que “es muy prematuro para saber si el concurso se seguirá realizando o no”.

¿Tu viaje podría significar que ya no se organice más en Chile el concurso?
Respecto de la organización del certamen Mr. Gay Chile habría que recordar que ya el 2018 pasamos a ser Mr. Gay On Tour porque elegimos a los representantes de Chile y Venezuela. Recién volví de Ciudad del Cabo, Sudáfrica junto a Carlos Navarro (Mr. Gay Chile) y Walter Moreno (Mr. Gay Venezuela) y aunque estaré en Madrid les apoyaré en el resto de sus reinados. Por lo general la organización del certamen en Chile retoma actividades cuando la organización mundial con sede en Australia anuncia la fecha y sede del siguiente Mr. Gay World.

En estos momentos es muy prematuro para saber si el concurso se seguirá realizando o no. Todo el mundo sabe el cariño que le tengo al título de Mr. Gay Chile y lo que he batallado para que el concurso resucitara y se mantenga hasta hoy. Ya son cuatro ediciones seguidas que he dirigido y si bien es un trabajo agotador también es muy gratificante. Es probable que la franquicia en Chile cambie de manos o quizás no, aún es muy pronto para saberlo. Respecto de la franquicia de Venezuela ya hay interesados en ella y creo que de concretarse podría ser un batacazo. Por la franquicia de Chile también hay interesados, yo creo que habría que hacer un concurso más corto con muchas actividades para alcanzar a recaudar los fondos necesarios para pagar los gastos y preparar al ganador con anticipación.

PABLO 02

Y en general, con respecto a los avances de la causa LGBT en Chile, ¿podrías dar una apreciación?
Es impresionante lo que se ha avanzado en apenas una década. No obstante queda mucho por avanzar sobretodo en lo relativo a educar a la gente en la aceptación de la diversidad. La diversidad es fuente de riqueza, no un problema. No puede ser que nos sigan atacando y matando, eso hay que pararlo. Mi experiencia como activista ha tenido de dulce y de amargo, he conocido de primera mano el trabajo de Acciongay, Movilh, Mums, Iguales y Fundación Daniel Zamudio y valoro sus aportes, creo eso si que hace falta más unión entre todas las organizaciones.

En otro plano… ¿Qué nos puedes contar de tu experiencia en Bailando, el reality de baile de Fausto Discotheque?
Estar en Bailando fue un ejercicio de humildad que me hacía falta. Mi gran pecado en la vida ha sido la soberbia y es algo con lo que he aprendido a lidiar. En una entrevista televisiva para el programa Y qué pasó? de Vía X dije que yo estaba más allá del bien y el mal, lo que claramente fue un error, en cuanto vi el capítulo lo supe. No fue sino hasta el Bailando, que expuesto a la crítica de los haters en redes sociales, pude mostrarme vulnerable. Ese no es un análisis que yo haya hecho, más bien son varios amigos los que me han hecho verlo. Siempre di lo mejor de mi sin ser bailarín y sin haberlo buscado ser. Sinceramente yo en el Bailando anterior había bailado dos veces y pensaba que cuando mucho me tocaría hacerlo tres veces esta vez y para mi sorpresa estuve toda la temporada, los 5 meses que duró. Lógicamente hubo shows que disfruté. También hubo otros show que fueron muy difíciles como el de la noche final o el del tango que quedó solo en ensayo porque esa noche no nos tocó bailar a Sabrina O’Donnell y a mi. Fue muy grato tener el apoyo del público cada vez que nos prefirieron en su votación en puerta o con los aplausos. Entendí en primera persona las distancias qué hay entre el público en vivo y el virtual. Hoy soy una persona más humilde y creo que eso se transmitió al público, tengo claro que no estoy más allá del bien y el mal, que me queda mucho por aprender aún.

Fotografías: Revista Clóset

Sobre el autor

Revista Clóset

Entrevistas, actualidad, cultura, farándula, tendencias. El objetivo de revista Clóset es generar opiniones y discusiones constructivas en torno a temas LGBTI.

Comentarios