Crean movimiento para ir en ayuda de travestis y trans en condiciones de marginalidad en La Vega

0
Acción Travesti en Calle 00

Las vivencias travestis de décadas pasadas se sitúan en la calle como escenario ineludible, muchas veces bajo condiciones extremas de violencia y exclusión. Todavía existe la misma fotografía de marginalidad ubicada en el mismo espacio, que nos recuerda que los eslóganes corporativos de hoy terminan acaparando y confundiendo, sin intervenir a favor realmente. Lo mismo ocurre con eslóganes medianos y pequeños, al hablar de las “travestis de calle” y solo hablar al respecto. Siempre hará falta una bajada concreta hacia/con la base, trabajo directo, perseverancia e investigación. Nos preocupa que se esté legislando, pensando y actuando desde cierto nivel de acceso hacia arriba, y que, por otro lado, vayamos acumulando una red de individualidades y opiniones donde lo que falta verdaderamente es crear movimientos sociales. En ese sentido, queremos compartir nuestra breve experiencia.

Acción Travesti en Calle (ATC) es un movimiento travesti independiente y de base que se inicia a fines de 2017 en el sector de Recoleta-La Vega, a partir de una carta pública que dirigimos al Ministerio de Salud, denunciando una situación grave: el desalojo y despojo de pertenencias y terapias contra el VIH, por parte de carabineros y municipalidades, a travesti viviendo en calle y en etapa SIDA. (Posteriormente, a raíz de la denuncia se frenó el abuso y regularizó atención en salud ver: https://goo.gl/Dx7fMS V).

En ATC participan aprox. 20 travestis y personas de género no binario, lesbianas y gays, chilenxs y migrantes, además de colaboradorxs estables. “Nos hemos organizado, porque lxs travestis y trans que vivimos en la calle y en la marginalidad requerimos una voz propia, toda vez que no existimos dentro de las políticas públicas, así como tampoco en las demandas de diversidad sexual”, señala un comunicado de ATC.

Acción Travesti en Calle 05

Fotografía 1: Baño sin género “Hora Queer”, Hogar de Cristo, sep. 2017. Fotografía 2: El oficio de no desalojo nos permitió avanzar disminuyendo la violencia institucional. Pamela, Niki, Paris. La Vega, febrero 2018.

La misión de ATC es empoderar a personas travestis y trans viviendo en calle y/o en condiciones de marginalidad, a través del aprendizaje y puesta en práctica de modelos participativos, horizontales y de autogestión. Los objetivos más urgentes de ATC son: contar con un espacio para reunión y acceso a servicios básicos tales como baño, ducha y bodega donde guardar pertenencias. Contar con herramientas para implementar trabajos u ocupaciones independientes. Conocer y ejercer derechos ciudadanos, así como el potencial de la organización comunitaria. A mediano plazo, buscamos instaurar un espacio similar a un “centro de día” para personas travestis y trans, autogestionado, proveyendo servicios básicos, talleres culturales y de emprendimiento laboral. A largo plazo, lograr un techo y ocupaciones más estables y seguras. Además, buscamos efectuar un aporte cultural en la comuna de Recoleta, sector La Vega, territorio en donde nos situamos y convergemos junto a otrxs travestis y trans cuyos recorridos culminan en este sector, a través de la publicación de una revista. (Ver https://revistatravesti.wordpress.com/).

La falta de espacio físico para reunirnos ha sido un primer obstáculo que enfrentar por parte de una comunidad dispersa e itinerante. Comenzamos a encontrarnos en la misma calle, en torno a un carro de supermercado cubierto con un mantel plástico. Primero, recorriendo los alrededores de La Vega, para conocer realidades y contactar a otras travestis y trans que pudiesen requerir apoyo o redes, dedicadas al comercio ambulante, al trabajo sexual o que han quedado sin techo. Logramos un permiso de comercio en vía pública para una de ellas, Pamela, travesti migrante de origen peruano, vía Municipalidad de Recoleta, y otro para Paris López. Luego, nuevas compañeras comenzaron a acercarse hasta nuestro punto de encuentro, la esquina de Avenida Recoleta frente al 184, que es el lugar donde hace años se instala con un paño de venta de objetos usados, la Gitana Milenka, así como también Paris, entre otras históricas del sector. (Es posible que el punto de comercio se mueva de dirección unas cuadras, debido a que, pese a haber erradicado en parte la violencia, representa un alto estrés trabajar en ese punto. Incluso, nuestro mayor problema de acoso, amenazas y agresión machista no ha sido de parte de un grupo o persona heterosexual del lugar, sino que de un individuo gay externo… No obstante, 184 es un sitio de encuentro con la comunidad y lo seguirá siendo, además de un sitio donde las travestis cuentan con amigxs y aliadxs).

Acción Travesti en Calle 03 Acción Travesti en Calle 04

El día en que instalamos el toldo para el puesto de venta de Paris. Laura, Milenka, Niki, Paris, octubre 2018.

Realizamos los primeros recorridos por los alrededores de La Vega, con la revista que publicamos en mano: Revista Travesti. Ésta nos ha servido como nexo entre compañeras travestis y trans (ambas instancias, ATC y la revista, son independientes y autónomas. La revista informa sobre ATC como un contenido más. Desde la perspectiva de la revista, siempre se mantuvo la inquietud de hacer no solo arte o cultura con lo travesti, sino que, además, mediante un compromiso y relación cotidiana con la comunidad local, colaborar directamente formando un movimiento social. Después de un año de esfuerzo por alcanzar un piso, considerando los logros conseguidos, pero también el aprendizaje que otorgan algunas decepciones, su continuidad dependerá de una mayor responsabilización por parte de lxs integrantes). Revista Travesti reúne dibujo, ensayo, poesía, fotografía, demandas e historias travestis. La fotógrafa Paz Errázuriz colabora con una sección fotográfica inédita. Compartimos imágenes y testimonios que surgen en este mismo recorrido territorial, pero también más allá, por nuestras propias vivencias a través de travestismos que nunca son únicos. Cuando hablamos de historiales travestis, hablamos de conocimientos, estrategias y culturas de la calle; de recorridos de la acción social; de trabajo sexual; de lenguajes y vivencias difícilmente catalogables dentro del manual hombre/mujer; de sexualidades no normativas; de viajar por distintas formas, calendarios y contextos.

La Revista Travesti se publica desde septiembre 2017 y va en su quinto número. Se encuentra en una librería del barrio Bellas Artes, Metales Pesados, en Tienda Purga (Patronato) y también posee un circuito acotado a lo largo de las tres cuadras de feriantes que rodean La Vega. Se ha exhibido en Impresionante (MAC, Chile), Voltajes (MAVI, Chile), Femeninas y al revés (México) y Volumes Zurich (Suiza). Con las ventas se obtiene una cantidad para compartir alimentos y elaborar el siguiente número. Se trata de una publicación que se puede mirar de varias maneras (no tan solo leer de corrido si no se cuenta con habilidades lecto-escritoras), tal como ha sido este proceso comunitario, de descubrir que era posible organizarnos y hacer algo más por nosotrxs mismxs, aunque fuese en pequeña escala. Introdujimos los conceptos de “memoria” y “patrimonio” travesti, para darle a continuación, forma concreta a nuestros objetivos sociales.

Acción Travesti en Calle 07

Fotografía 1: Rocío, diciembre 2018. Fotografía 2: Nicole, Paz, Javiera, Claudia, Paula… Grandes colaboradoras. En la foto: Claudia, trabajadora social que conoce el circuito de calle y a Paris desde hace años, y Paula, amiga y vecina. Diciembre 2018.

Con Acción Travesti en Calle hemos logrado donaciones de vestuario y enseres para travestis viviendo en calle (funcionarixs Universidad Católica y privadxs); Donación de materiales básicos para curso de peluquería (4 personas) (funcionarixs Universidad Católica y privadxs); Oficio municipal de no desalojo ni despojo de pertenencias y terapias contra el VIH, por parte de carabineros y municipalidades, a travesti viviendo en calle y en etapa SIDA + Regularización de acceso a atención en salud (Municipalidad de Recoleta +Municipalidad de Providencia); Acceso a CRS en condiciones dignas para una persona transgénero (Municipalidad de Recoleta); Subsidio de arriendo por 3 meses para travesti viviendo en calle (Municipalidad de Recoleta); Permisos de comercio en vía pública para tres travestis (Municipalidad de Recoleta); Apoyo para sacar personalidad jurídica y donación de vestuario y enseres (Fundación Gente de la Calle, Recoleta); Espacios para utilizar como bodega y sala de reunión. Acceso a ducha y baño para integrantes de ATC. Uso de cocina para repostería y panadería (Iglesia Recoleta Franciscana); Piloto acceso trans y no binario a baños y duchas (Hogar de Cristo, centro diurno).

“Hora Queer” elegida entre la calle

En septiembre de 2017 realizamos una experiencia piloto similar a la instalación de un tercer baño o baño sin género, traducida en calle (algunas escuelas y otras instituciones ya habían vivido procesos similares. En el terreno de la acción social, me parece que las distintas esferas trans pueden reforzarse desplazando sus propuestas). Una travesti (ATC) que vive en calle, usuaria del centro de día del Hogar de Cristo, reunió a las usuarias mujeres y les planteó la gran dificultad para acceder al baño y ducharse, por parte de nuestra población (dificultad igual a acoso, golpes, burlas. De nuestra población, la que se lograba duchar era la más “chora” o conocida… Finalmente, el desconocimiento y la falta de accesos más allá de la división binaria hombre/mujer hacen que nuestras poblaciones desistan de acercarse a los servicios sociales). La mayoría de las mujeres usuarias estuvo de acuerdo en destinar un horario de ducha expresamente para nuestra comunidad y para las mujeres que no tuvieran conflicto en compartir el baño durante ese lapso. De este modo, personas que no votan y de las cuales muchas ni siquiera cuentan con carnet de identidad, discutieron avanzadamente sobre políticas antidiscriminatorias. Decidimos bautizar el piloto de baño sin género en el Hogar de Cristo, como “Hora Queer”, aludiendo a ese fuera de norma, mediante una palabra que en la calle es desconocida y que a nosotras nos pareció interesante interpelar. Hicimos el afiche con plumón negro sobre papel y lo pegamos con cinta adhesiva en la puerta del baño de mujeres. Nadie se atrevió a retirarlo. A las dos semanas, cayó con la lluvia.

Acción Travesti en Calle 01

Baño sin género “Hora Queer”, Hogar de Cristo, sep. 2017.

Uno de los permisos de comercio en vía pública que conseguimos se transformó en un puesto para vender bebidas, confites y frutos secos frente al mismo Recoleta 184 donde se situaban travestis del lugar. El éxito no solo del puesto, más allá de que se mueva o no unas cuadras por Recoleta, de Acción Travesti en Calle, dependerá ahora de aprender a autoorganizarse. Colaborar mejor a nivel interno. Superar conflictos, desilusiones, violencias. Enfrentar el consumo cuando es muy problemático. Situaciones presentes no solo en una comunidad travesti. A generar alianzas con el entorno que aprecia a las travestis y que no es menor. Dependerá de rescatar lo que, al menos en nuestros sueños y conversaciones, significa ser travesti: Tener orgullo. Hacer comunidad. Querernos.

Una aplicación “no binaria” hacia lo urgente y colectivo

No solo con la Recoleta Franciscana, ubicada a un costado de La Vega, que trabaja con la población que vive en calle y aporta generosamente al proyecto ATC, nos planteamos desde la reivindicación social, organizándonos y presentando un proyecto para abrir las puertas a quienes más se margina y omite en la propia calle. Por estos días, el Ministerio de Desarrollo Social debiera cumplir el compromiso adquirido con ATC y lanzar el protocolo de acceso a albergues públicos a nivel nacional desarrollado en conjunto con nuestra organización. Las personas trans hemos ido avanzando en derechos a través de la conquista de espacios precisos, de absurdos y olvidos a resolver en lo más personal e íntimo: el uso del baño, el derecho a caminar por la calle a cualquier horario y la autonomía del nombre, son derechos no tan comunes para mi comunidad. Este protocolo, demandado y propuesto por ATC, será la primera normativa local que protegerá las identidades no binarias, comprendiendo no solo población trans, también población lésbica y gay, entre otras. El documento llevará por título “PROTOCOLO DE ACCESO A LOS DISPOSITIVOS DEL PROGRAMA NOCHE DIGNA, POR PARTE DE LA POBLACIÓN TRANS, TRAVESTI Y NO BINARIA (TTnB) EN SITUACIÓN DE CALLE”. No quisimos usar el título “Protocolo de Acceso LGBTI”, ya que esa sigla se ha oficializado y domesticado demasiado, al igual que la palabra “trans”. Incluimos la noción de “trans” porque es la que se maneja en políticas públicas; de “travesti”, palabra que hemos rescatado políticamente y bajo la cual nos reconocemos; y de “no binaria”, en referencia tanto a población trans como a aquellas personas de género no binario, se consideren o no a sí mismas trans, comprendiendo ampliamente, lesbianas, gays, bisexuales, pansexuales, y en general, todas aquellas orientaciones sexuales, expresiones e identidades de género que se no reconocen a sí mismxs dentro de las nociones binarias de “hombre-masculino”, “mujer-femenina”.

Acción Travesti en Calle 06

Revista Travesti en Feria Impresionante, Museo MAC. Nicole, Milenka, Niki, Paris, octubre 2018.

El documento busca promover el acceso universal, el trato digno y la seguridad integral de la población TTnB en los dispositivos del Programa Noche Digna. Respaldará el uso de dependencias según identidad de género autopercibida. Prohibirá condicionar el acceso al dispositivo discriminando según vestimenta o aspecto (expresión de género). Promoverá el respeto del nombre social y expresión de género. Erradicación de discursos segregadores por parte de algunx integrante del dispositivo que presta el servicio (en particular, los de orientación religiosa y, por ejemplo, personal militar). Indicará expresamente, que los ritos religiosos que proponen algunos dispositivos no pueden ser de carácter obligatorio (situación denunciada por usuarixs), entre otros. No obstante, pese al significativo avance y los compromisos establecidos, el gobierno ha demorado la entrega del documento en su versión final, lo cual debió concretarse hace dos meses. Nos dicen que no habrá cambios, pero estamos esperando confirmarlo… Acá cuenta cada segundo. Valga recordar el trágico fallecimiento durante octubre de 2018, de Alejandra Pradón, mujer trans en situación de calle, acelerado por la falta de políticas públicas. Bien lo sabemos nosotras y otrxs más, quienes intentamos que se la recibiera en albergues, aunque las puertas de entonces se mantuvieron cerradas. Este pequeño trabajo, que tendrá éxito solo si se aplica y difunde, también está dedicado a Alejandra.

Acción Travesti en Calle 02

Fotografía 1: Reunión de Acción Travesti en Calle con el Ministerio de Desarrollo Social, preliminar al lanzamiento del protocolo acceso TTnB a albergues públicos. Noviembre 2018. Fotografía 2: Sasha y Paris, noviembre 2018.

El lanzamiento de dicha normativa favorable a nuestra población tiene fecha muy pronto, mediados de enero, en una ceremonia que se realizará en la Iglesia Recoleta Franciscana. El mismo punto donde en 2015 velamos el cuerpo de Pedro Lemebel. Un acto no solo sobre memoria póstuma: de reivindicación del espacio, demanda y transformación social. Una Lemebel viva, como la que caminaba con travestis por estas mismas calles de Recoleta ¡Lxs travestis luchamos por el derecho a existir!

Por ahora, probamos que al sector más separado de lo “trans” le era posible iniciar una experiencia social por su cuenta, no ante grandes organizaciones: ante sí mismx; y de paso, sin dejar de reconocer las limitaciones de nuestra experiencia, frente a la sociedad, especialmente aquellas personas que viven en calle alrededor de La Vega. El hecho de que la primera colectividad de calle autoorganizada sea travesti tiene una resonancia.

Anhelos, perspectivas y puestas en práctica, incipientes pero reales. Urgencia que, transitando por formas cambiantes y necesarias, tendrá que continuar.

Por: Niki Raveau, directora Transitar y colaboradora ATC

Fotografía portada: Milenka, Sakura, Niki, Nicole, Briggite, Paris, noviembre 2018.

Sobre el autor

Revista Clóset

Entrevistas, actualidad, cultura, farándula, tendencias. El objetivo de revista Clóset es generar opiniones y discusiones constructivas en torno a temas LGBTI.

Comentarios