Sigue la comunidad LGBT siendo recluida en campos de concentración

0
Police detain a gay rights activist during a Gay Pride event in St. Petersburg, June 29, 2013. Dozens of gay and lesbian rights activists and their supporters gathered for the event but were attacked by anti-gay protesters and later dispersed by the police. REUTERS/Alexander Demianchuk (RUSSIA - Tags: SOCIETY CIVIL UNREST)

El gobierno checheno implementó esta medida luego de las marchas a favor de los derechos de la comunidad LGBT de dicho país.

Luego de la persecución que han sufrido las personas LGBT en el Medio Oriente, particularmente en Chechenia, los medios a nivel mundial han cubierto la noticia. Por desgracia, aún siguen sin aparecer muchos migrantes chechenos LGBT.

En entrevista para la cadena de televisión BBCRuslan (30 años) y Marko (20 años) dieron su testimonio sobre la tortura que sufrieron bajo el poder de las autoridades de su país en «campos de concentración» establecidos para asesinar a miembros de la comunidad LGBT chechena.

Ruslan es un hombre gay; Marko, una mujer lesbiana. Ambos declaran que la comunidad LGBT de su país se ha visto obligada a abandonar su hogar por los hostigamientos de las autoridades chechenas.

Cabe recordar las medidas que el gobierno de dicho país tomó en 2017 en contra de las personas homosexuales en su territorio. Esto dijo cada uno a los medios de comunicación.

RUSLAN

En Chechenia hay una gran limpieza de homosexuales. Las personas que trabajan para Kadýrov (el presidente de Chechenia) logran ubicar a las personas mediante el chantaje, luego los golpean para sacarles información sobre otros hombres gay. Ruslan fue de las pocas personas que logró salir con vida de su país.

Algunos fueron capturados, llevados a bodegas, golpeados brutalmente y algunos de ellos nunca los encontraron. Los parientes a veces ni siquiera los buscan, así se lavan la vergüenza

Según se sabe, hoy en día todavía hay oficiales que continúan visitando las casas de los sobrevivientes con el fin de averiguar su paradero.

MARKO

Pese a profesar la religión islamista, Marko reconoce que en su país estas persecuciones no son nuevas. La chica de 20 años comenta que tuvo que simular su lesbianismo por muchos años, y por petición de su familia, conoció a un joven y se casó con él. La relación fingida duró solo hasta que Marko pudo escapar de Chechenia.

No hace falta decir que estas persecuciones, además de intolerantes, no son nuevas. Estas palabras nos recuerdan una ola de violencia y barbarie de la que hoy en día deberíamos estar bastante avergonzados y condenar, como condenamos los actos xenófobos de los nazis, lo que está sucediendo actualmente en Chechenia.

¿Qué se necesitará para que nuestros países reconozcan lo que está pasando en Chechenia?

soyhomosensual.com

Sobre el autor

Revista Clóset

Entrevistas, actualidad, cultura, farándula, tendencias. El objetivo de revista Clóset es generar opiniones y discusiones constructivas en torno a temas LGBTI.

Comentarios