Nacho Ilustrado: “No tengo miedo que me traten como el ilustrador gay”

0
REVISTA_CLOSET_NACHO

Ignacio Hernández siempre ha dibujado, desde pequeño le apasiona el trazo y el color y desde ya hace unos seis años lo hace profesionalmente, consiguiendo un portafolio con respetadas instituciones como clientes. “Ha sido un largo camino que parte hace unos 6 años con una experiencia súper buena, siempre con lo sacrificado que significa el arte en Chile”, recuerda.

Hoy Nacho Ilustrado, como se da a conocer, a concentrado su talento en temas más personales que han llamado la atención de la comunidad gay. Posee un visible look bears, aun que reconoce que su barba es solo por comodidad, pero sí usa estos prototipos como protagonistas de sus dibujos.

Nacho también es activista, tiene nuevos proyectos en mente más allá de la ilustración homoerótica y cada vez que dibuja sus barbudos hombres gays, reconoce que es muy fácil confundirse entre lo pornográfico, lo fetiche o lo estético, ”son todos márgenes súper difusos”, explica.

“El ser gay ha sido una influencia súper importante al momento de ilustrar, considero que todas mis ilustraciones tienen algo de político, de repente alguien ve que la ilustración puede ser de dos hombres en una situación sexual, pero para mí la homosexualidad también es un discurso político, viviendo en un país machista donde no estamos incluidos como entes sociales, no estamos validados finalmente. Entonces para mí siempre tiene potencia trabajar con el tema gay, no tengo miedo que me traten como el ilustrador gay, lo encuentro entretenido, hay mucho que podemos contar de la diversidad sexual, desde lo divertido hasta lo trágico y también educar mucho, explica Nacho Hernández.

¿Cuál es la temática de tu trabajo, es todo de corte erótico?
La ilustración es súper diversa y hay que tomarla así, he tendido clientes súper formales desde La Moneda hasta la PDI, he trabajado con esas instituciones muy representativas y ahora me desenmarco en proyectos más personales. A la ilustración homoerótica llego porque me erotiza dibujar chicos guapos, me gusta transmitir esa potencia sensual también y me pasó que, contrario de lo que la gente piensa, a mi no me gusta la estética de las barbas; pero cuando empecé a trabajar con los chicos de Open Season empecé a conocer la subcultura de los osos y me parecieron entretenidos estos códigos eróticos de la masculinidad cuando finalmente somos gays. Creo que entre la masculinidad y el machismo hay una delicada línea y a veces la confundimos.

¿Desde cuanto estás trabajando con la temática erótica?
Poco, unos dos meses que estoy derechamente realizando esta ilustración más erótica y me ha costado porque uno no quiere caer en los típicos cliché, es súper interesante lo que le pasa a uno al crear una imagen, poder definir cuando es demasiado, cuando empieza el porno, cuando es fetiche o cuando es estético, son todos márgenes súper difusos creo yo.

Como el arte es autoreferente, y en su expresión podemos encontrar algo de su creador reflejado en lo más intimo de su obra, es inevitable hacer esta consulta a Nacho, quien reconoce que más que biográfico en su trabajo ve reflejado ciertos anhelos personales. “Me pasa algo súper extraño, me veo en mis trabajos, pero también veo una imagen más trabajada e idealizada de mí o de lo que a mí me gustaría ser. Creo que muchos gays nos preguntamos cuanto del otro nos gusta, que es lo que vemos de nosotros mismo. Por ejemplo, me puede parecer súper guapo un tipo musculoso y barbón, pero no es mi prototipo de hombre, a lo mejor es algo más de lo que yo quiero ser, y es interesante descubrirlo ahora”.

Pero su trabajo no se limita a este tema, hoy Nacho Ilustrado reconoce que se quiere quedar más con la parte de la diversidad. Porque Nacho también es activista en temas LGBT, trabajó en una fundación por mucho tiempo y quiere moverse en eso, que la ilustración también sea un canal de inclusión.

REVISTA_CLOSET_NACHO2

¿Qué temas pretendes abordar en tus nuevos proyectos?
Ahora me interesa hacer una colección, la que recién estoy boceteando, de pin-up revisitadas, que son estas típicas ilustraciones de mujeres de los 50s, pero pondré en ese lugar a hombres gay o lesbianas muy masculinizadas, travestis, transexuales y transgéneros.

Quiero también trabajar con el tema trans, creo que se invisibiliza mucho, el tema transgénero y transexual son súper dejados de lado. En mi experiencia trabajando en una fundación, conocí muchos niños trans y me pareció súper power que nadie hable de ellos y que ellos se sientan súper invisibles, me gustaría un poco tomar algo de eso. La ilustración es súper amplia y quiero que eso sirva, quiero seguir jugando con lo homoerótico, pero también quiero tener algo que pueda ayudar socialmente, sin dejar de lado mi discurso político.

La técnica de Nacho Hernández

Las obras de Nacho son una mezcla de técnicas, primero parte dibujando de la manera más clásica: con papel y lápiz, para luego digitalizar esas ilustraciones. “Hago un calco digital que me permite jugar más con los colores. Yo soy daltónico, me cuesta mucho manipular los colores y eso me obligó a trabajar en digital, pero me da más posibilidad de jugar y experimentar”, explica.

En su forma de trabajar, Nacho ha conservado lo característico de la ilustración tradicional, aprovechando la sensibilidad del grafito, evitando el trazo perfecto y jugando con el error en el dibujo, el trazado imperfecto, las líneas pasadas y superpuestas y el manchón de color, siempre evitando el uso de programas gráficos muy técnicos.

“Empecemos a ocupar los espacios de carrete, usarlos para el arte como se usaba en los 80s, la vida nocturna es potente, pasan muchas cosas y estas dos fuerzas se pueden mezclar muy bien. Ocupemos estos espacios, invito a los productores que hagan cosas con los artistas, la idea no es solo generar lucas sino generar espacios y compartir, finaliza Nacho Hernández.

REVISTA_CLOSET_NACHO1

Sigue a Nacho en Instagram @nachoilustrado

Sobre el autor

Revista Clóset

Entrevistas, actualidad, cultura, farándula, tendencias. El objetivo de revista Clóset es generar opiniones y discusiones constructivas en torno a temas LGBTI.

Comentarios