El lado desconocido de Ricardo Oyarzún

0
ricardo oyarzun

El diseñador chileno Ricardo Oyarzún es famoso por su trabajo en el área de la moda y porque ha diseñado para múltiples figuras de la televisión y el espectáculo nacional e internacional. Pero Oyarzún guarda un lado secreto en su biografía: es un ferviente activista LGBT y siempre es convocado por eventos de la comunidad a participar en concursos de belleza y talento.

Pero su activismo va mucho más allá de los concursos, Oyarzún es parte importante de la historia reciente del movimiento gay chileno y su lucha por sus derechos. Es más, esta lucha parte en los complicados años de la dictadura chilena, “yo estoy apoyando a la comunidad gay desde sus inicios”, cuenta Oyarzún. Pero hoy tiene también sus reparos al respecto: “me da pena cuando veo tanta enemistad entre movimientos, creo que el poder gay es uno, podríamos estar todos unidos por la misma causa. Pero hay intereses personales de algunos dirigentes que llevan a crear divisionismo en esta lucha”.

Oyarzún recuerda su años iniciales de activismo en un contexto de un Chile convulsionado política y socialmente. “Yo marché cuando éramos 25 personas. No existía un Rolando Jiménez, pero nosotros ya estábamos en la calle marchado, haciendo patria, en un momento difícil, en plena dictadura, muchos de los que marchábamos lo hicimos a rostro cubierto por temores”.

“Hoy también marcho, ahora que son 50.000 personas en la calle, pero marché cuando éramos poquitos, creo que limpiamos el camino, sacamos algunas piedras para que los jóvenes de ahora puedan amar y sentir en libertad y con plena confianza”, reflexiona el diseñador.

Y en ese sentido, Oyarzún tiene una apreciación de la juventud de hoy, quien disfruta una realidad muy distinta a aquellos años de lucha: “a mi me encanta ver a los jóvenes que se expresen, creo que la libertad, las tendencias y las fuerzas del cambio están en los jóvenes y me gusta ver cuando ellos se imponen, dicen lo que piensan, se visten como quieren y están siempre desafiando al sistema; si no existieran jóvenes idealistas estaríamos en las cavernas todavía”, dice Oyarzún.

Pero hay más, junto con marchar peligrosamente por las calles de Santiago, Oyarzún reconoce que también se trabajó de manera organizada, pero prácticamente en la clandestinidad. “Fui uno de los causante del primer movimiento gay que hubo en Chile, no se sabe mucho al respecto. Fue un movimiento muy underground, en ese tiempo no se podían hacer reuniones, todo era difícil, pero nos organizamos igual; tuvimos que parar el movimiento a consejo de Mónica Madariaga quien era la ministra de justicia y ella se acercó a nosotros, y en su calidad de lesbiana, nos pidió que paráramos, que la existencia del movimiento había llegado a oídos de la Junta Militar”, recuerda Oyarzún, quien tuvo que parar su actividad para no poner su vida en riesgo.

Sobre el autor

Revista Clóset

Entrevistas, actualidad, cultura, farándula, tendencias. El objetivo de revista Clóset es generar opiniones y discusiones constructivas en torno a temas LGBTI.

Comentarios