Paula Berry, la diva del puerto: “somos muchos quienes hemos ido abriendo puertas”

0
REVISTA_CLOSET_COVER

Como muchos transformistas, Paula Berry dio sus primeros pasos después de una apuesta entre amigos. Rápidamente recibió el apoyo de otros transformistas con más experiencia en el medio y así llegó a los escenarios de Paradise, Fausto, Naxos, Le Trianon, Bunker, Soviet, Foxy y El Huevo de Valpo. Se convirtió, nuevamente por el azar, en el primer doble de Madonna en Chile, trono que entregó a su sucesora por sentir que nunca se creyó del todo el personaje.

Esteban, la persona tras el personaje, se enamoró de Valparaíso y se radicó en el puerto para siempre. A estas alturas Paula Berry es parte importante de la historia del transformismo local. En su amado Valparaíso conversó con revista Clóset, nos contó de sus inicios, sus influencias y sus proyectos. Con ustedes, Paula Berry, la diva del puerto.

¿Cómo nace Paula Berry?
Paula Berry, como el caso de muchos transformistas, nace de la inquietud por el arte, el baile y el teatro, eso fue lo que siempre me atrajo. En el colegio siempre participaba en esas actividades. Muy cerca de los 19 años, en mis primeras vacaciones, y como a mucha gente le pasa, te desafían los amigos; estábamos en la disco Paradise y había un show “que lindo bailan esas niñas” dije. Nooo, no son niñas dicen mis amigos, son hombres. Yo nunca había visto transformismo en mi vida… y me apostaron que no me atrevería a hacer eso. Entonces hablé con el coreógrafo y me dijo que terminado el verano habría una audición y me preguntó si tenía a alguna persona interesada y yo le dije: “sí, yo”… me miró como diciendo “pobre cabro”, pero me aceptó. Audicioné sin que mis amigos supieran y quedé para una presentación. Recién ahí, con entradas en mano, les avisé a ellos. También invité a mi familia al show en la disco, nunca pensaron que mi presentación era de mujer. Y todos vieron salir a la mina con tacos, peluca y todo eso. Así fue como nació Paula Berry.

Pero, Paula Berry nació con otro nombre…
Sí, nació con otro nombre. Ya existía Karla Geraisse, Kassandra Romanini, Maureen Junott, Francis Françoise y para mi todos sus nombres eran unos trabalenguas. Pero yo también necesitaba un nombre así, no podía ser “Lupita Ramos”, tenía que ser un nombre complejo. Ya estaba listo con el personaje, pero le faltaba el nombre. Hice una lista con nombres y apellidos que me gustaban y los fui mezclando. Las combinaciones eran súper catastróficas, al final me quedé con Mariah Dennis. La única persona que sabia decir mi nombre cuando me presentaba era Maureen Junott, la única!!!

¿Y cuándo nace Paula Berry como Paula Berry?
Nace con Maureen Junott, ella me presentó la primera vez en Paradise. Entablamos una buena amistad y luego ella me invitó a Fausto, donde ella hacia Telegramas con Grace. Luego después de la muerte de Grace, la acompañé en un show y en los Telegramas. Fue ahí que ella me dijo que mi nombre era muy complicado y que la gente no lo retenía y que necesitaba cambiarlo. “Te haces pichi tratando de pronunciarlo bien”, me dijo. Entonces busqué algo en español. Recurrí a Paula por Paula Abdul, le puse varios apellidos y nada le pegaba. Hasta que llegó el día que debía presentarme con mi nombre nuevo y fue en Fausto que un gringo, en un pasillo me miró y dijo “oh very very good”. Yo le dije a la Maureen “ahí está el apellido” y ella me dijo “¿qué, Paula Good?” y le dije Nooo, Paula Very… Ella lo ajustó a Paula Verryk. Finalmente, a los pocos meses leí un artículo de un escritor de apellido Berry, ahí ya quedé como Paula Berry. Fue un año para el personaje y nombre.

REVISTA_CLOSET_BERRY_01

¿Quiénes fueron las personas que más te ayudaron en tus inicios?
Maureen Junott desde el inicio, ella me enseñó a modular, a corregir el vestuario, con los peinados de la época, como cuidar las pelucas, ella me enseñó a maquillarme sin maquillarme, yo tenía que mirarla y aprender. Trabajé bastante tiempo con Francis Françoise, que también conocí en Fausto en el año 1994 y también me invitó a trabajar con ella.

PAULA BERRY, LA PRIMERA MADONNA CHILENA

“Fui el primer doble de Madonna gracias a la ocurrencia de Marco Antonio de Fausto”. Paula Berry reconoce ser la primera de las primeras en imitar a la reina del pop. Todo partió tímidamente en el primer Miss Fausto realizado, hasta tomar fuerzas con su imitación y terminar haciendo exclusivamente a Madonna en todas sus etapas musicales.

“El primer show que hice a lo grande fue con 6 u 8 bailarines y fue un mix de Madonna y con varios cambios de vestuario. A él (Marco Antonio) le gustó y me pidió que siguiera con eso, me lo pedía cada vez más seguido. Hasta que hice solamente a Madonna. Desde ahí me sacó el jugo como Madonna”, recuerda Berry.

Pero Paula Berry reconoce que eso empezó y terminó en Fausto también. Cuando se lanzó el disco Frozen de la diva el año 1998 “Yo a esas alturas trabajaba en la Foxy de Valparaíso y ya no quería ser el doble de alguien, entonces apareció Diana Groissman y en un evento juntas en Fausto, estando en el camarín le dije que me encantaba ser Madonna, pero creo que no puedo faltar el respeto a lo que tú estás haciendo, incluso mejor de cómo lo hago yo, por lo tanto yo no hago más Madonna donde tú lo hagas. Eso fue como el traspaso del trono”. Desde ese entonces Paula Berry dejó de hacer Madonna con la frecuencia de antes para dedicarse más a lo que siempre quiso hacer: todo tipo de personajes. “Creo que nunca me creí el cuento” confiesa hoy.

PAULA BERRY, ENTRE CHILE Y ESTADOS UNIDOS

¿Cuál es tu vínculo con Estados Unidos?
Yo me enamoré con Gringolandia, tengo un romance por ahí, pero no un romance con alguien, es un romance con el país. Tengo familia allá, se me hace muy cercano y normalmente cada vez que voy conozco algún lugar nuevo y también gente nueva. Son tres meses que me quedo, la gente se debe preguntar como sobrevivo esos tres meses, ¿a costa de la familia o mover la cartera? me encantaría ja ja ja, pero no, el cuero no me da y ya no soy tan bonita ja ja ja. La verdad yo trabajo en peluquería a domicilio y uno que otro show mientras estoy allá.

¿Y donde has hecho show?
En Evolution en Queen, New York; y en New Jersey en Máscaras que es un lugar de puros latinos.

¿Y qué tal es la recepción del público?
Me dedico solo a las performances, pero trato de presentarme en lugares donde la gente hable español y así yo puedo tirar la talla y recurrir al humor. Hay muchos lugares, donde no necesitas trabajar necesariamente ahí, solo te presentas, muestras un par de fotos o simplemente llegas vestida de mujer y si tienen un escenario pasas tu música y tu bailas. Si a la gente le gustó lo tuyo te van a dar propinas, la gente empieza a tirar billetes al escenario, que a veces son de uno o cinco dólares, lo más que me dieron en una oportunidad fueron 20 dólares. Pero sumando se va juntando, a veces por una canción, y si te la jugaste en esos cinco minutos, te puedes hacer 50 a 100 dólares de una pasada…

¿Y cuándo vuelves a USA?
Yo me voy a fines de diciembre por una semana y después en junio me voy tres meses. Todos me dicen que estoy perdiendo el tiempo acá, que allá tengo clientela, que tengo familia y por que no me quedo. Estoy que si y que no… Yo tengo acá mi casa propia, que me costó mucho tenerla, y tengo hijos de edades complicadas, de 7 y 17 años.

¿Y tus hijos sabes que eres transformista?
Sí, uno de ellos, Marcelo el mayor, me acompañó en la marcha de este año, estuvo conmigo en Divino, le encanta. Se ríe y le fascina la Paula Berry, además la Paula tiene un humor muy cercano, es un humor que lo entiende el gay y el hétero, lo entiende el abuelito y el niño.

REVISTA_CLOSET_BERRY_04

¿Pero le contaste primero que eras gay?
Claro, de a poco, por ejemplo el menor sabe que el papá es actor. Por ahí vamos poco a poco. El de 17 años ya sabe, pero fue como a la edad de 7 u 8 años que le empecé a explicar las cosas, todo paso a paso para que no sea tan de golpe.

¿Y si tu hijo tomará la decisión de ser transformista, lo apoyarías?
No tendría cara y no podría decirle ¿¿¿cómo??? Al mayor le gusta mucho el deporte y no le teme hablar en público… al más pequeño le gusta mucho el baile y cantar, él me salió más artista, por ahí saldrá un artista en la familia.

PAULA BERRY LLENA ERES DE PROYECTOS

Paula Berry cuenta con numerosas apariciones en diarios, revistas, radio y televisión. Incluso ha participado en videos clip de los grupos chilenos, Chico Trujillo, Los Tres y Armando Pachanga. Trabajó durante un año y medio junto a La Sonora Barón de Valparaíso y a participado en algunos cortometrajes. También ha aparecido en libros como Trava Diva y muy pronto se publicará un libro sobre el rock chileno donde se hace mención al grupo Los Tres y en donde se le hizo una nota. Ha recibido diversos premios, entre ellos el Premio Grace a la Trayectoria el año 2004.

Actualmente trabaja en las Fiestas Kitsch en Valparaíso y está involucrada como director de arte en el proyecto Parque Temático de Condorito. Y siempre está disponible, “donde me inviten voy” dice.

“Se viene un proyecto audiovisual que será una multiplataforma. Periodismo escrito, audiovisual y radio, ahí estaré trabajando con gente muy joven que le dará el toque fresco, será con temática LGBT. Yo mantendré mi programa de radio y tendré un programa de entrevistas y recuerdos. También seré la presidenta del jurado en Miss Prevención Viña este verano y volveré a ser la anfitriona de Amor Diverso que se realizará en La Quinta Vergara o Parque Botánico de Viña”, contó Paula Berry.

AMOR, VALPARAíSO Y LAS PENAS DE PAULA BERRY

Paula Berry confiesa que no tiene tiempo para tener un pololo, pero sí la persona que le da vida al personaje: “Esteban tiene un amor platónico, Esteban tiene un corazoncito y siempre tiene un cartita bajo la manga”. Pero el gran amor conocido de Berry es Valparaíso. Dejó Santiago para trasladarse a la Quinta Región, se enamoró de sus calles, sus cerros y sus coloridas casas.

“Amo la vida bohemia de Valpo, la gente consume mucho el transformismo, la vida gay se entrelaza mucho con la vida o bohemia hétero en Valparaíso, somos todos amigos de todos”.

¿Cuándo te cambias a vivir a Valparaíso?
Yo me vine en el año 1995, me vine a trabajar a una discotheque cuyos dueños eran argentinos, era la Soviet de Viña del Mar, ahí trabajé todos los fines de semana de 1995, desde julio a octubre y en noviembre volví a Santiago a trabajar en Fausto.

En Santiago, Fausto se ampliaba y se le dio la oportunidad a todos lo que trabajaban en otros lugares quedarse de manera estable en Fausto. “Yo llevaba tiempo con la Maureen, teníamos buena relación y acá en la Quinta Región solamente llevaba unos meses y decidí volver definitivamente a Fausto”.

Pero las azares de la vida nuevamente le tenían preparado una sorpresa a Berry, fue en 1996 cuando grabó el video Traje desastre del grupo chileno Los Tres (con la dirección del director chileno Germán Bobe) “En el verano del 96 se grabó el video Traje desastre ahí volví a Valparaíso y me encantó, me quedó dando vuelta en la cabeza la idea de vivir ahí algún día. Me gustaron sus casas, sus cerros, el colorido, todo”.

“Cuando la cosa empezó a guatear en Fausto, la gente de Soviet de Viña me dijo que si yo quería volver a trabajar con ellos y desde allí me vine y nunca más volví a Santiago. Estuve un año trabajando en Soviet, luego me fui a Argentina con ellos por un año, después me devolví a Chile y me fui a Foxy de Valparaíso a fines del 97 y nunca más me desaparecí de la Quinta Región. Me enamoré del puerto, yo voy a Santiago y ya quiero irme al tercer o cuarto día”.

REVISTA_CLOSET_BERRY_02

¿En todo este tiempo alguna pena o decepción vinculada al transformismo?
Una pena grande fue cuando cerró el Foxy, yo estuve 7 años y me acostumbré al público, al dj, a los dueños y al elenco; esa fue una pena muy grande. También penas grandes cuando se me ha muerto gente a la que yo tenía mucha estima como mi amigo Dany Jebenes, la Conny y la Tania.

Desilusiones también he tenido. Después que terminé de trabajar en el Foxy, yo tuve un problema al pulmón y resulta que recién habíamos dejado de trabajar siete años juntos y de mis compañeros no fue ninguno a verme. Cosas que se dan, no se, en todo los trabajos, pero la gente se deja de ver unos meses y se olvidan.

PAULA BERRY UN ESTILO PROPIO

En lo musical Paula Berry reconoce su gusto por Madonna, Janet Jackson y Paula Abdul. La marcó el show de artistas como Rafaella Carrá por su desplante, bailarines, cambios de vestuarios y “coreografías apoteósicas”. Ese es el tipo de show que refleja también en su trabajo. Reconoce que también desde su hogar y desde pequeño siempre disfrutó la música de Sara Montiel y Rocío Dulcal, “me gustan las mega producciones con bailarines, cambios de vestuario y sorpresas en escena. Pero también, a veces, en la simpleza de un doblaje hay belleza y, a veces, realizo doblajes o solo imitación”. Aclara.

Paula Berry agradece la ayuda recibida en sus inicios y existen algunos “personajes” a los que admira con devoción. “La primera persona que admiré, que hablaba con elegancia y propiedad y sus movimiento eran muy elegantes, fue Moureen Junott”. Confiesa que adora a Paulette Favres, “ella sueña con que yo le produzca un show, y yo sueño con que ella haga un show conmigo, eso me encantaría, yo la admiro mucho”. Otro nombre que menciona es el de Heather, “para mi es un ídolo. Pero a modo muy personal, cuando ella se puso los implantes, hubo un cambio, uno dejó de ver esa gran transformación. Creo que ella hubiera sido una carta importantísima en The Switch porque ella además de verse muy guapa, canta y lo hace espectacular, pero creo que perdió cancha con su cambio, pero ojo!! quizás perdió en el transformismo para los ojos de muchos, pero seguramente ganó como persona y eso muchas veces es más importante. Ser felices más allá de lo que los demás esperan de nosotros”. Confesó.

¿Qué piensas de figuras tan mediáticas como La Botota?
He tenido la suerte de conocerla en camarines y he compartido fuera y sobre el escenario con ella. Más allá de la opinión que tengan muchos, que se le subieron los humos, que es un grosero y nos deja muy mal parados, creo que representa claramente a un grupo “no menor” que consume eso hoy en día. Hay tanta gente que ve su programa y es porque eso vende. No es humor chaplinesco, como el que hacemos muchos de la escuela antigua. Él no, va directo al grano, de la cintura para abajo, del clasismo, habla del morbo y se ríe de él mismo y de todos nosotros, y eso a mi me gusta. Lo que él hace es un personaje que fue creado y vende ¿Por qué no lo va a aprovechar? Está creado para un mercado que existe.

EL EPILOGO: “TODOS HEMOS CONSTRUIDO ESTO”

Paula Berry piensa que es muy bueno para todos que existan programas como The Switch, pero aclara que “no son los pioneros, como a veces algunos lo denominan, ya en los 60s o 70s existía, por ejemplo, un Blue Ballet. Es mucha la gente que hizo el camino”.

“A veces hay un retroceso porque para la televisión y en el caso de The Switch, esto está partiendo, y hay que jugar con el morbo, que la gente esté a favor o esté en contra, la televisión también juega con los sentimientos, es parte del sistema, es un programa de TV. Sé que muchas cosas que uno ve en la TV son ficción y eso me hace un poco de ruido, pero es TV y es así, eso no va a cambiar”.

REVISTA_CLOSET_BERRY_03

Paula Berry afirma que “muchos de los transformistas que hoy están en TV jamás deben olvidar la historia, ya que ellos hoy transitan y disfrutan de un camino que hicimos todos y todos fuimos empujando esto, como por ejemplo la gran Candy Dubois que subió al escenario de la Quinta Vergara junto a La Ley el año 1995; Kassandra Romanini y Carlos Franco que participaron el año 1996 en el video Vi de La Ley; varios transformistas (me incluyo) junto a Dominique Pascal y Mounique Fongeber participamos en el video Traje desastre de Los Tres el año 1996; más adelante, Heather Kunst participó una temporada como imitador en el Venga Conmigo; Paulette Favres también ha tenido participaciones en programas de TV al igual que Francis Françoise y Maureen Junott en cortometrajes, televisión y cine. Luego vino el boom de los programas de talentos donde apareció Arianda Sodi, Cony Dacardill, La Pola y Luna Dimaury. El año 2015 se grabó el video Chatito del grupo chileno Chico Trujillo donde participé junto a Francis Françoise… y así podría seguir enumerando transformistas que hemos hecho el camino para llegar a The Switch”, aseguró Berry, dando cuenta de la presencia de distintos transformistas en el medio artístico y cultural chileno.

“Para quienes hoy disfrutan de las puertas ya abiertas, jamás deben olvidar que el camino no fue fácil y muchos formamos parte del pavimento en esta historia, que nos pertenece a todos y somos muchos quienes hemos ido abriendo puertas sutilmente y ya se abrieron, ahora solo hay que disfrutar esta vitrina y aprovecharla de buena manera. Hay que disfrutar cada momento y seguir haciendo historia, porque entregando con amor nuestro arte, cada paso que demos hoy será un capítulo en el libro de nuestra propia vida… sean felices”.

Sobre el autor

Revista Clóset

Entrevistas, actualidad, cultura, farándula, tendencias. El objetivo de revista Clóset es generar opiniones y discusiones constructivas en torno a temas LGBTI.

Comentarios