Tania Scarlett: “la discriminación es más común en la comunidad gay”

0
TANIA SCARLETT PORTADA

Para Revista Clóset es un honor presentar la siguiente entrevista realizada a Tania Scarlett en septiembre de 2012. A dos años de su partida, Revista Clóset rescata esta extensa y honesta conversación donde Tania, siempre con su sello característico, habla de sus orígenes, su postura política, los nuevos transformistas y la televisión, todos temas muy vigentes en este momento.

La propia Tania Scarlett Droguett Bracho, se define en ese momento como “un travesti que trabaja de transformista”, ella llegó a Santiago directamente de Valdivia y falleció el 2 de noviembre de 2013, después de una larga enfermedad. En su funeral el público le brindó un emotivo y caluroso aplauso de despedida y agradecimiento por tantos momentos de hilarante humor.

¿Cómo partiste en el mundo del transformismo?
Yo pertenecía a una organización donde se realizaban actividades artísticas y culturales, ahí se destinaban labores: guardarropía, caja, venta de entradas, asistente de vestuario, director de piso, que se yo, entonces un día faltó un bailarín y la prima encargada me dijo: ¿puedes hacer de bailarín?… imagínate el resto de la historia…

La discriminación no pasa por una persona heterosexual, son los mismos gay que estigmatizan a sus pares, ya sea por religión, estatus económico, que es lo que prima por sobre todas las cosas, por estatus social, por educación y hasta por mal vestida

Entonces ¿ahí parte tu vida artística?
Sí pues, ahí. Después del bailarín, faltó una niña que iba a hacer un show tipo agencia de empleos y necesitaban artistas, cada cual llegaba con su presentación. Y le decía yo vengo por el aviso del diario y te preguntaban ¿qué hace usted? y uno decía yo soy…. yo tenia que inventar algo, entonces hice a La Carmela, pero no fue así como llegar y hacer a La Carmela, no! Me produje de pelo, con chupalla, vestida de huasa, canasta con pan amasado, con huevos, hasta una gallina que se escapó en el escenario. Yo siempre he buscado el factor sorpresa. Que nadie sepa lo que voy a hacer y sorprender. Cuando tu sabes algo, la gente te responde sobre lo que ya sabe, pero es mejor si todos los días le cambias un poquito a la historia.

¿Por qué La Carmela?
Bueno, como yo soy del sur, me fue más fácil interpretar una persona que venía de allá. La Carmela decía que traía un pernil bien aliñado. Yo dije, para que voy a llevar una pernil, llevé una gallina. Era un sketch que duró unas dos o tres presentaciones.

¿Hay talento entre tanto transformista existente?
Hay gente que tiene talento y hay gente que tiene dos pies izquierdos… Cuando la gente tiene dos pies izquierdos, por más talento que le ponga, no pasa nada. Es lo mismo que ponerse zapatos de tacón o sabes o no sabes andar en zapatos de tacón.

Recordemos los primeros pasos de Tania Scarlett…
Yo participé en concursos de belleza, andaba mariconeando por aquí, por allá, Miss Callampa, Miss Cerro, Miss Calle Tira en el Suelo, lo que se diera. Iba mucho a El Salto, a una sede social donde una peluquera organizaba el evento y contrataba las artistas (es un decir que las contrataba, las tapaba en trago) porque antes no habían boliches, se arrendaba el local y ahí realicé mis primeros show.

¿Como convivía ese espectáculo con el público no gay?
Era una cosa alternativa, no era clandestino, estoy hablando en plena dictadura. Nunca hubo represión, es más, nunca sentí represión en esos tiempos… en cambio sentí más represión en democracia, o en la supuesta democracia, yo trabajaba en discotecas y se prendía una luz cuando venía Carabineros y teníamos que escondernos detrás de una puerta falsa, para que veas…

¿Estuviste en los Domingos Rosas?
Sí, era una fiesta que se hacía el primer domingo del mes en Valparaíso, en esa época era como más cerrado el cuento. No había tantos lugares.

¿Por dónde más pasó Tania Scarlett?
En concurso que había estaba Tania Scalett. Yo iba al concurso y luego al show como artista. En el Maxim, que ahora es la Cover, ahí hicimos el Top Model manejado por Alejandro Báez, que se consiguió el local para hacer el show, evento para todo público. Cada cual llevaba su gente y no se hablaba de transformistas, simplemente eran mujeres, se nombraban como mujeres…

¿Qué personajes recuerdas de esa época que aún estén vigentes?
Poquitos, no queda casi nadie, porque de ese grupo eran la Morien von Hever, La Fannie Grace… Recuerdo también a Sheila Fox, artista estable del Quasar; Leslie Santana, es de la segunda camada, operada y vive entre España y Chile; Maxim Evans; Mona Montecarlo, amiga íntima de Candie Dubois…

Candie Dubois…
Estamos hablando de muchos años, ella trabajó en el Blue Ballet y después se fue a Paris, allá se operó y volvió a Chile como mujer. En honor a ella, yo hago un show en Farinelli. Ella participó en el Festival de Viña del Mar con el grupo La Ley.

¿Qué personaje sirvió de inspiración?
Nadie se inspiraba en nadie, todas tenían su estilo propio, nadie copiaba a nadie. La gente era de un local. La Francis Francoise era del Quasar, la Maureen Junott de Fausto y nosotros del Naxo´s.

¿Cómo llegaste al Dionisio?
Fue para un aniversario. Yo trabajaba por aquí y por allá, por eso nunca hay que jactarse que uno es conocida. Entonces, en el aniversario de Dionisio yo fui de artista invitado. Y Alejandro Báez, el dueño, me pregunta si vendría mañana, y yo le respondo que no, yo soy artista invitada y vengo solo una vez, él me dice “si no vienes mañana, no vienes nunca más…” Yo fui al otro día y me ofreció trabajar en su local. Ya hay cariño con el local y la gente. Hay fidelidad con Dionisio.

¿En qué otros lugares has trabajado?
En Farinelli, como artista estable en Fausto, he trabajado en el Quasar, en la Soviet de Viña del Mar, muy visitada por argentinos…

¿Cuándo nació Tania Scarlett?
Yo siempre fui Tania Scarlett, yo siempre fui la misma.

¿De dónde salió el nombre?
Tania Scarlett Droguett Bracho. Podría hablar de los apellidos, los nombres los uso desde de chica, no recuerdo a pito de que… Bracho, lo vi en una película, una historia real, la mala de la película. Y Droguett era el apellido de una compañera de curso en Valdivia.

¿Tania Scalett es de derecha?
No, Tania Scalett no es de derecha, es pinochetista. Ni siquiera de derecha, menos de la derecha de ahora… tienen una memoria frágil, ellos se olvidaron de donde nacieron.

¿Por qué Tania Scalett es tan culta?
Esa es una enseñanza de mi mamá, ella me obligaba a leer y a ser correcta. Ella se molestaba mucho si uno se salía de madre… Ella decía, claro, ¿para qué te he dado educación, para eso? ¿Para que tu digas malas palabras, donde está tu apellido? y lalala y quequeque…

¿Algunas figuras, como inspiración?
No tengo ídolos, me gusta Celia Cruz, Boy George, Gloria Stefan, Celin Dion, Shiley Bassei, Ángela Carrasco, Frank Sinatra, eso en música. En cine no tengo favoritos. En el show por lo general prefiero hacer algo que la gente conozca, no se puede culturizar a la gente en tan poco rato…

¿Qué es un transformista? ¿Qué es un travesti?
Encuentro que la definición más apropiada para indicar a una persona sin tanto detalles es decir que los transformistas tienen todo falso y un travesti tiene todo verdadero… independiente de lo que hagan en su vida laboral. Yo soy travesti y trabajo de transformista, yo hago show en un local. Según la definición yo tengo todo verdadero, hasta las pestañas. El talento prima sobre todas las cosas, si eres buena en tu trabajo no tendrás problemas.

¿Está de moda el transformismo?
Nosotros somos la última chupada del mate, imagínate, la cantidad de años haciendo lo mismo y que nadie se ha preocupado en decir o mostrar nuestro trabajo, jamás. Hay una teleserie que trataron de hacer, una versión nacional de Los Roldan pero no fueron capaces de incluir al personaje travesti en Chile… Creo que la mayoría de la gente que trabaja en esto, es porque no tiene otra opción, las travestis que trabajan en el comercio sexual no tienen otra salida, aquí en Chile las travestis son gente que no tiene estudios, que no tiene formación familiar, que tienen problemas de comunicación, por eso les cuesta desempeñarse en le mundo laboral.

¿Estás consciente que tu público ya no es exclusivamente gay?
Sí pues, me gusta, para que vean, porque la gente se crea prejuicios sin conocer nuestro trabajo.

¿Y la discriminación?
La discriminación no pasa por una persona heterosexual, son los mismos gay que estigmatizan a sus pares, ya sea por religión, estatus económico, que es lo que prima por sobre todas las cosas, por estatus social, por educación y hasta por mal vestida, por “cola fuerte”… El gay es más aceptado entre los heterosexuales, es cosa de ver las peluquerías, están siempre llenas de gente que va a atenderse y si le tuvieran tanto odio a los gays no sería así. La discriminación es más común en la comunidad gay.

¿Y tú has sufrido discriminación?
No, nunca, jamás. Al contrario, paso como una pobre y triste más. Recuerdo que cuando me dejé crecer el pelo, mi madre me dijo que cuando esté en su casa usará el pelo amarrado, en la calle hiciera lo que quisiera… Al llegar a mi casa me tomaba el pelo, porque eso es lo que ella quería. Era tan simple hacerlo y no contradecir a mi madre.

Los Quintana, ¿han sido un aporte para el transformismo en Chile?
Ellos no son ningún aporte, porque lo que ellos hacen, nosotros lo hicimos por años en discotecas. Lo mismo, esa misma tontera, no con tanta producción. Junto a Claudia Larson, Kasandra Romanini, Carla Yerai, hicimos esos sketch grabados, con cassettes, donde la prima sabía exactamente cuando parar la cinta y mezclar, toda una hazaña… Los Quintana son para verlos solo una vez…

¿Experiencia en teatro o televisión?
Participé en varias obras de teatro, La Cocinita, La Hojarasca y en La Sirvienta Doméstica, papeles mínimos, pero una gran experiencia fue participar en el Festival Teatro a Mil, Parque Araucano y el Festival de Teatro de La Florida. Trabajé con gente muy buena en la actuación, pero es muy sacrificado. No he hecho televisión, es gente muy aprovechadora y con sueldos muy altos, en una ocasión me llamaron de TVN, porque me vieron haciendo el backstage de Miss Fausto, fui a la entrevista y después del discurso de aceptación y tolerancia pregunté cuanto me iban a pagar y la gente comenzó a retirarse de la sala donde me entrevistaban. Quedé con dos mujeres y mil excusas, “nosotros te llamamos”. Nunca me llamaron… Una amiga me dijo que era huevona porque no había aceptado, que nadie sabría que no me pagarían en la TV, que solo yo iba a saber eso y con eso me bastaba…

TANIA SCARLETT FUNERAL

Sobre el autor

Revista Clóset

Entrevistas, actualidad, cultura, farándula, tendencias. El objetivo de revista Clóset es generar opiniones y discusiones constructivas en torno a temas LGBTI.

Comentarios